[Reflexiones] Ellxs también deciden.

Asambleas, círculos, consejos, comunidades, grupos de trabajo, cargos… son palabras que se escuchan, y creo que cada vez más, en escuelas e institutos, tanto a nivel aula como a nivel centro. Y es que parece que garantizar el desarrollo de actitudes participativas y democráticas en niñxs y adolescentes, se ha convertido, al menos desde un marco teórico, en objetivo fundamental. Y la institución educativa parece querer escuchar más la voz de familias, niñxs, docentes, personal administrativo y de servicios, y tomar decisiones compartidas.

Sin embargo, y en mi opinión, hay algo que suele olvidarse y es que lo de afuera, lo que estamos viviendo política y socialmente, no es una democracia. Es decir, (y remarco, en mi opinión) lo que estamos viviendo como personas adultas en nuestra vida diaria (al menos en mi país, España), no es un sistema democrático (aunque se hayan empeñado en meternos esa palabra-idea “hasta en la sopa”), sino un sistema representativo. Y es por ello que pienso que desde la escuela nos deberíamos replantear qué modelos escogemos para organizarnos y para la toma de decisiones, dentro del contexto escolar.

Porque, por poner un ejemplo de lo más habitual, la elección de delegadxs de aula, al menos según lo he visto yo, no deja de ser una imitación escolar al gobierno de representación de líderes políticos (que poco tiene que ver con una auténtica Democracia). Y realmente me sorprendo al ver, cada inicio de curso, incluso campañas de elección de delegadxs. Sí, desde la inocencia infantil y desde las buenas intenciones de lxs docentes, que parecen querer dar esa voz al alumnado, pero en realidad, no deja de ser una imitación a un modelo de gobierno con el que gran parte de la población no está contenta y del que se desprenden muchos conflictos. ¿Por qué seguir perpetuando un modelo de gestión de decisiones (el representativo) que está claro que no funciona?

Y ojo, no estoy diciendo que el modelo de Democracia originario (el de la antigua Grecia) sea absolutamente ideal, pues, por suerte, hemos superado (o en ello estamos) asuntos que en aquella época todavía eran muy revisables, como la participación de la mujer en la vida política, la abolición de la esclavitud, etc. Pero sí quizás revisar los términos e ideas asociadas que utilizamos en el aula, pues toda palabra y acción lleva una ideología detrás. Esto es, definir y compartir los significados que damos a las palabras.

La pregunta que, pienso, debemos hacernos es: ¿Queremos seguir reproduciendo un sistema que nos aleja unxs de otrxs (polarizando y sembrando miedo), que segrega, que impone ideas mediante la manipulación mediática y en el cual estamos cediendo todo nuestro poder? ¿O realmente estamos acompañando a lxs niñxs porque tenemos esperanza en un futuro mejor, porque creemos que en ellxs está la semilla de la transformación social?

Te leo en comentarios.

Un abrazo,

Patri
DOREMIMOMÚSICA-Patricia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s